¿Cuánto dura cada sesión?

En las clases para adultos, recomendamos que la duración sea de una hora, ya que el estudiante normalmente necesita unos 15 minutos para “calentar”. Normalmente empezamos con una pequeña conversación de entre 10-15 minutos y, seguidamente, nos metemos en materia.

Sin embargo, el estudiante puede elegir la duración que prefiera: 30, 45 o 90 minutos.

En cuanto a las clases para niños o adolescentes, lo ideal son entre 30 y 45 minutos.

¿Puedo cancelar una clase sin perderla?

Sí, puedes cancelar una clase sin perderla siempre y cuando avises mínimo 8 horas antes de la sesión. En caso contrario, se cobrará la clase y la perderás.

¿Puedo cambiar la hora de la clase?

Sí, puedes cambiar la hora de la clase siempre y cuando tu profesora esté disponible. Si no es posible reorganizar la clase, puedes cancelarla (ver pregunta 2).

¿Cómo puedo saber si me gustan las clases por Skype?

Para saber si te sientes cómodo por Skype, te ofrecemos 20 minutos de prueba gratis. En esta prueba podrás conocernos, preguntar todas tus dudas y hablar de tus necesidades y preferencias sin ningún compromiso.

¿Cómo puedo pagar?

Tras la clase de prueba, y si decides estudiar español con nosotras, tu profesora te enviará un enlace para pagar a través de PayPal.
Pero si lo prefieres, puedes pagarnos a través de una transferencia bancaria

¿Qué pasa si un día tengo problemas con mi conexión?

En caso de problemas de conexión, suspendemos la sesión y los minutos que no has disfrutado los recuperaremos en otro momento que hayas decidido junto con la profesora.

¿Tengo que comprar un libro para seguir las clases?

No tienes que comprar ningún libro. Dado que las clases están adaptadas a las necesidades de cada estudiante, no trabajamos con un libro específico. Nosotras tenemos nuestro propio material, que te iremos enviando antes de cada clase.

De todas formas, si prefieres usar un libro porque te sientes más seguro y consideras que es más organizado para ti, te podemos proponer un manual adecuado para tu nivel y trabajar con él.